Como cambiar nuestro estado de ánimo en cuatro minutos

“Ya que no podemos cambiar la realidad, cambiemos los ojos con que vemos la realidad” Nikos Kazantzakis.

Nuestro día a día resulta a veces complicado. Hay situaciones difíciles a las que tenemos que hacer frente y en ocasiones nos afectan mas de lo que quisiéramos. Nos bloquean, nos paralizan y nos perjudican.

Recientemente he descubierto un plan para que en seis pasos seamos capaces de cambiar nuestro estado emocional. Y estos pasos, al principio, nos pueden llevar como mucho cuatro minutos. Los expertos nos recomiendan incorporar esta técnica y practicarla durante noventa días seguidos , de esta forma llegará un momento en que logremos cambiar nuestro estado de ánimo en segundos.

¡Y funciona!

Vamos a practicar cuando aún no estemos ante una situación difícil, así cuando llegue el momento ya estaremos suficientemente entrenados para darle una solución rápida y consigamos cambiar de ánimo de forma fluida.

Por ejemplo, todos tenemos momentos en los que por muy diferentes circunstancias sentimos miedo.

Nuestra intención y deseo será pasar del miedo a la tranquilidad.

Seis pasos/cuatro minutos:

  1. Primer paso: reconocer el disparador

Cuando tenemos miedo. Por ejemplo, a mi me empieza a subir una sensación intensa y se me pone en la garganta. Ese sería mi disparador.

2. Segundo paso: respirar

Tomamos una respiración. Y con esta respiración lo que estamos haciendo es cortar el proceso que se iba a disparar y evitamos que después del nudo en la garganta vengan otros sintomas físicos que nos bloquean, como puede ser el sudor frio, temblor de voz, …

3. Tercer paso: pregunta y respuesta

Primero preguntamos que emoción o que estado quiero tener en estos momentos. Y la respuesta sería, pues si tengo miedo, quiero tener tranquilidad.

4. Cuarto paso: generar un momento en el que tu hayas tenido tranquilidad en tu pasado

Buscar en tu recuerdo un momento especial que hayas vivido con total tranquilidad. En mi caso, por ejemplo, es irme a la playa. Cuando estoy en la playa, tumbada, oyendo el rumor de las olas, sintiendo la brisa, el solecito… eso me relaja muchísimo y me da una sensación de bienestar.

Entonces lo que hacemos es construir con imagen, sonido y sensaciones esa situación de tranquilidad y lo vuelvo a recuperar en este momento.

5. Quinto paso: nombrarlo

Es decir: “tranquilidad” o “relax”. Lo recuerdo y lo digo en voz alta varias veces.

y a partir de ahí…

6. Sexto paso: volver al presente

Cada vez que lo vas haciendo vas ganando en práctica y rapidez, y como he dicho antes, llega un momento en que ya lo tienes incorporado y lo haces sin pensar.

Es un método sencillo y práctico. Sólo te recomiendo que lo pruebes y si te va bien deja un comentario, me alegrará saber que funciona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s