Cambia tu perspectiva

“A veces todo lo que una persona necesita es un poco de perspectiva”

Este es el subtítulo de un libro muy interesante que os recomiendo.

“THE NOTICER”  de Andy Andrews Editorial luciérnaga

El autor de este libro al cumplir los 19 años perdió a sus padres. Durante años estuvo vagando por las calles y tomando muy malas decisiones. Dice. “Me encontré en una mala situación y yo la convertí en algo peor”. Había una pregunta que se repetía incesantemente: “¿ la vida es una lotería o depende de nuestras propias decisiones?”

La historia cuenta como cambia la vida de varias personas cuando Jones, un hombre de mediana edad, se cruza con ellos. Cuando Jones les hace ver su vida y sus problemas desde otra pespectiva.  La historia de una pareja al borde del divorcio, la de un hombre pensando en el suicidio, la del propio Andy, la de una mujer con un negocio fallido. Según el libro, situaciones desesperadas que se han convertido en un callejón sin salida.

“Pero para Jones, el protagonista, cuyo don es ver lo que otros no ven, los callejones sin salida no existen. Solo hace falta un poco de perspectiva para reconocer los milagros que nos toca vivir”

Haz lo mismo, ante tu vida y antes los problemas cambia tu perspectiva.

Nuestros problemas diarios.

Inconscientemente tendemos a pensar que preocuparnos excesivamente por nuestros problemas, nos ayudará a solucionarlos. Sin darnos cuenta creemos que darles infinitas vueltas, ponernos nerviosos y ansiosos, los resolverá.

En mi opinión, esto es un error. Por experiencia puedo decir que este comportamiento provoca el efecto contrario.  Decía Einstein que: “no se puede solucionar un problema con la misma mente con la que hemos creado ese problema“.

 Ahora bien, tienes la opción de alejarte del problema para coger perspectiva.

Por ejemplo:

  • Cuando tengas un problema en el trabajo, piensa en cuantas otras cosas han salido bien ese día, esa semana, ese año.
  • Recuerda la cantidad de veces que te has equivocado a lo largo de tu vida, y que al final no ha pasado nada.  
  • Piensa en cuantas veces has tenido dificultades en tu vida, y cómo has ido superándolo todo.
  • Tranquilizate, recuerda que pase lo que pase, podrás afrontarlo.
  • Asegúrate de no identificar ese problema con que no eres válida. Tú vales lo mismo hagas lo que hagas. No importa si te equivocas.
  • Recuerda que no es el fin del mundo, la Tierra seguirá girando a pesar de ese problema, y tú seguirás respirando.

El objetivo de esto no es minimizar la gravedad de tus problemas o sus efectos sobre tu realidad. Todo lo que estamos haciendo es hacer que las cosas se sientan más manejables, cambiando la perspectiva.

Acepta las consecuencias, no te resistas.

Si te resistes a los cambios, a los imprevistos, a los retos, a los desafíos, es casi seguro que no serás capaz de mantener la perspectiva ante un problema, por pequeño que sea (ya no digamos uno grande).

Acepta  las posibles consecuencias de tu problema si es que este, realmente, no tiene solución.

De hecho, si no tiene solución, preocuparte, no va a mejorar las cosas. Aceptarlo y sacar lo mejor de ti para pasar página y seguir con tu vida, si lo hará.

Si sigues esta recomendacion es casi seguro que te sentirás mejor y verás tu vida de otra manera, podrás disfrutar de tu vida.


Deja tus comentarios

SUSCRIBETE

 

Un comentario sobre “Cambia tu perspectiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s